web analytics

Alumnos de un colegio de EEUU cambiarán sus libros por un iPad

Un colegio privado de Tennessee (EEUU) obligará a sus alumnos a utilizar el iPad. ¿Por qué? Según Jim Manikas, el director de tecnología de la Webb School de Knoxville, una de las razones por las que se han decantado hacia el tablet es por el hecho de que los estudiantes llevan mucho peso en sus bolsas. Así pues, pasarían de llevar hasta 20 kilos en libros, a llevar un iPad que pesa sobre unos 600 gramos.

El colegio, además, proporcionará iPads en alquiler para las familias con escasos recursos.

No es el primer, ni será el último colegio que adapta el iPad a la enseñanza. En Greenock (Escocia) hicieron lo propio el curso pasado. Barajando distintas opciones para mejorar la educación dieron con el iPad. Y es que el hecho de poder tomar apuntes, leer libros, y poder recurrir a internet desde un mismo dispositivo hace que todo sea más fácil. El tamaño de su pantalla es ideal para poder trabajar de una manera cómoda, su batería dura muchísimo, y la senzillez que aporta iOS hacen de él el compañero de estudio ideal.

Pensemos en las diferencias que pueden haber entre un libro de texto convencional de papel y un libro adaptado para el iPad. Tenemos imágenes estáticas en el primero, en cambio en el iPad podemos interactuar con la imagen, o ver un video que nos ayude a entender el tema que estemos tratando, y si estamos en clase de música, podremos escuchar esa sinfonía de la que hablamos en clase desde nuestro «libro» en lugar de leer sobre ella, sin contar con la infinidad de aplicaciones educativas que podemos encontrar adaptadas al iPad.

Todo esto es muy bonito pero… pudiendo acceder desde tu mesa a Internet uno puede caer en la tentación de abrir Facebook, Twitter, o lo que sea con tal de pasar el rato sin escuchar el rollo que nos explica el profesor, ¿no? Pues no, para eso los campus de los colegios tienen el poder de bloquear páginas que no sean «adecuadas» para el buen funcionamiento de la clase.

Yo mismo lo uso en la universidad y estoy enamorado de él. Todo el mundo va con libros y dossiers arriba y abajo. Que si el profesor ha dicho que hay que imprimir 300 paginas de temario, que si me lo he dejado en casa… Yo lo pongo todo en varias carpetas en iBooks y fuera problemas. Luego, a la hora de tomar apuntes es típico perder el boli, dejarse el estuche a saber donde, que si se me acaba la tinta, que si no me quedan hojas en blanco… En mi caso uso el iWork, y por si acaso siempre guardo los apuntes en el iDisk nada más terminar la clase, así siempre sé que están online y que nadie puede borrarme nada toqueteando el iPad, porque éste último es el mayor problema de todos… 😛 Sin pensar en los problemas de si te dejas el boli o hay que imprimir 700.000 páginas, el iPad sigue siendo un recurso muy cómodo comparándo esta manera de trabajar con la clásica, yo os puedo asegurar que me es mucho mas cómodo trabajar con el iPad.

Algunos compañeros llevan netbooks y está claro que funcionan bien, pero la batería no dura tanto, la pantalla no se ve tan bien, y leer los apuntes desde allí no es ni la mitad de práctico que hacerlo desdel iPad. Y eso sin hablar del infernal ruido que hacen al escribir, aunque seguramente sea más rápido al hacerlo.

Como os digo, yo he cambiado totalmente la forma de hacer y preparar las clases. Ahora sólo falta poder hacer los exámenes en el iPad, aunque eso creo que llevará más tiempo…

Gracias a Arantxa por la info.