web analytics

Apple Watch series 5: una renovación que debería haberse llamado 4s

Junto a los modelos de iPhone 11 y iPhone 11 Pro presentados ayer, Apple también anunció el nuevo Apple Watch, llegando así a la versión Series 5. Aunque tengo que decir que, en mi opinión, el smartwatch no se merece tal cambio de cifra.

Tres Apple Watch Series 5, uno con correa amarilla, otro roja y otro verde.

Después de las interesantes novedades y cambios que llegaron el año pasado con el Apple Watch Series 4 respecto a la versión 3, nos encontramos que la nueva actualización del reloj de Apple apenas tiene mejoras y, las que tiene, podrían no ser interesantes para todos.

Apple Watch Series 5: con pantalla siempre encendida y brújula

Y es que la principal novedad del nuevo dispositivo que su pantalla estará siempre encendida, con lo que no hará falta tener que hacer el giro de muñeca para activarla y poder verla, permitiéndonos mirar el reloj de reojo para ver notificaciones y demás información.


Es posible que esta característica sea útil para algunos pero, en mi caso, lo primero que haría sería buscar la opción de desactivarla (desconozco si es posible hacerlo o no), ya que me molesta tener algo siempre “iluminado” en mi muñeca. Quizás una vez probado cambie de opinión, pero inicialmente no me parece una característica especialmente destacable.

Este reloj tiene una pantalla que no se apaga. Está siempre activa, mostrándote la hora y la información importante de tus apps favoritas, sin que tengas ni que levantar la muñeca. Con su tecnología LTPO de consumo ultrabajo, la batería aguanta todo el día sin problema.

La batería también se ha mejorado para poder gestionar aguantar esta nueva pantalla “always on”, pero esto ha hecho que se mantenga la duración de “all day battery”, con 18 horas de autonomía como en los anteriores modelos.

La tercera novedad es la implementación de brújula en el propio reloj, con lo que las aplicaciones que hagan uso de esta tecnología ya podrán consultarse directamente desde la muñeca sin tener que recurrir a la correspondiente app del iPhone.

Por último, un modelo con acabado de titanio estará disponible para su compra, eso sí: no apta para todos los bolsillos. Ahora será posible comprarlo en aluminio, acero inoxidable, titanio o cerámica.

Por supuesto incluirá todas las novedades que llegarán con watchOS 6, como la tienda de aplicaciones, nuevas esferas, mejoras en la app Salud (ciclos, audición), tendencias de Actividad…

Con todo esto no queremos decir que sea un mal dispositivo, todo lo contrario, pues el Series 4 era genial y este nuevo modelo ha heredado todas sus características, como la pantalla más grande, el sensor eléctrico de frecuencia cardíaca, la detección de caídas y aviso a emergencias, la rueda digital Crown con respuesta háptica o el Bluetooth 5.0, pero las novedades reales en el modelo 5 son tan pocas, que el cambio de nombre le queda un poco grande.

Aquí podéis ver el video de presentación del Apple Watch Series 5:

Si os interesa, se puede reservar desde ya mismo y estará a la venta a partir del 20 de septiembre. El precio variará según la correa y el acabado, pero para que os hagáis una idea el más barato cuesta 449€.

El Apple Watch Series 4 ha dejado de estar disponible manteniéndose a la venta el Series 3, aunque siempre podéis recurrir a otras tiendas para conseguir el 4 algo más barato que el 5.

Al igual que sucede con los iPhone, es posible entregar un modelo antiguo de Apple Watch para recibir una rebaja en el precio del nuevo Series 5, así que podéis echarle un vistazo a los precios desde la página web de Apple.