web analytics

Opinión: Métodos de control y jugabilidad en el iPad

Una de las grandes bazas del iPad, según Apple, es la posibilidad de jugar con todos los juegos de la App Store, convirtiéndose a una buena alternativa a una consola «portátil» (o algo parecido). Han pasado un par de días desde el anuncio y mucha gente a probado y opinado al respecto, así que en resumen, ¿de verdad es tan bueno para jugar?

Desde mi punto de vista, basándome solo en las opiniones de la gente que lo ha probado y en los vídeos que he visto, creo que puede ser un gran dispositivo para este fin, siempre que los desarrolladores consigan replantearse los métodos de control de muchos juegos, para poder ser jugables en el iPad.


Actualmente, con el iPhone/iPod Touch, pese a ser un dispositivo «pequeñito» y tapar muchas veces la pantalla con los dedos, tenemos todo al alcance, sin problemas para manejar los juegos con los pulgares, como los shooters o los tan de moda survivals, controlados por dos sticks en la pantalla ni para cogerlo de una u otra manera, con una o dos manos.

El problema con el iPad, es que la desventaja del tamaño en el iPhone (que es a su vez la ventaja del control), se convierte en problema. Primero por su tamaño y peso, ya que si tenemos que coger el aparato solo con los pulgares, como hacemos con el iPhone, limitamos totalmente la distancia máxima a la que podemos llegar de la pantalla, haciendo que sea necesario ponerlo sobre una superficie para evitar cansarnos y/o poder usar las manos para llegar a otros botones o zonas de la pantalla. Además, debido al marco que tiene el dispositivo, se reduce aún más la superficie útil que podemos usar.

Se puede ver claramente en el vídeo que os dejo a continuación, donde se muestra el juego N.O.V.A de Gameloft, el cual se maneja mediante un stick izquierdo para andar, un botón derecho para disparar y la pantalla en si para mover la cámara, además de tener que realizar una serie de gestos para tirar granadas o abrir puertas.

Por supuesto, esto no se aplica a todos los tipos de juego, ya que los que usan un sistema de control diferente, como solo el acelerómetro o en los que solo tenemos que tocar la pantalla con el dedo índice, no debería haber ningún problema de control. Simplemente podemos apoyar el iPad sobre cualquier superficie o aguantarlo con una mano y jugar con la otra. Pero está claro que los juegos que pueden aprovechar más las características del nuevo procesador del iPad, serán los que posiblemente necesiten un control más avanzado.

Habrá que esperar, primero a que salga el dispositivo a la venta y podamos tener una opinión más gobal y real, y segundo a que los desarrolladores empiezen a sacar juegos para el iPad, con más tiempo de desarrollo, quizás entonces nos sorprendan con nuevos métodos de control adaptados perfectamente a las nuevas dimensiones de la pantalla.

¿Al margen de lo que os haya podido decepcionar o no este nuevo dispositivo, que opináis respecto al tema juegos?