web analytics

Opinión personal sobre el iPad

El viernes pasado, Yolanda, publicó su opinión personal sobre el iPad, el nuevo juguetito de Apple. Ahora, es mi turno de hacerlo.

En su post, se ha comentado mucho sobre lo «fanboys» que somos, o que era ella concretamente, por gustarle el iPad. La verdad es que ya deje constancia en un comentario sobre mi opinión en ese aspecto, pero la verdad es que me hace gracia toda esa gente que nos «acusa» de serlo.

Parece que el fenómeno fanboy, solo se da, o al parecer se concentra en más proporciones, en el mundo que rodea a Apple. Según los comentarios de la gente, si te gusta el iPad, eres un fanboy. Entonces, ¿cual debería ser el nombre contrario a ser un fanboy? Porque a mi me encanta ver como toda esa gente que «odia» el iPad y dice que a los que nos gusta somos fanboys, argumentando las cosas que no tienen… Primero que para gustos colores, ¿no? que para eso estamos dando nuestra «opinión personal» y segundo, que guste más o menos es normal y lógico, pero digo yo que lo normal es quejarte por las cosas que hace mejor o peor, pero no por lo que a ti te gustaría que hiciese o tuviese, ¿no? Porque por esa regla de tres, no habría cosa en el Universo, que se salvase de la quema.


¿Hasta que punto es lógico sentirse estafado, robado o insultado (como muchos comentan sentirse), cuando un producto como el iPad, no tiene lo que te imaginabas que iba a tener? Es normal sentirte más o menos decepcionado, pero basar una valoración total de un producto en eso, me parece ridículo y más intentar que todos pienses como tú.

El iPad te puede gustar o no, por el tamaño, la estética, su manejo, sus posibilidades, su utilidad, etc. Pero decir que no te gusta y que no puede gustarle a nadie porque no tiene cámara. que te sientas más o menos decepcionado, porque te hubiera gustado que la tuviera, es normal y ley de vida, ¿pero sentirte estafado?

Entonces nos sentiríamos así con todos los productos… También podría tener cámara mi mochila, así podría grabar todo lo que tengo en mi espalda… Pero como no tiene, pues me fijo en lo que si tiene o lo que yo necesito. Si es indispensable para mi una cámara en la mochila, buscaré otro modelo que si la tenga, pero no me sentiré tan «afectado» porque esa no la tenga o me meteré con los que si les guste y/o parezca útil.

Personalmente, y a riesgo de ser tachado de fanboy (¿se supone que eso es malo?) o cosas peores ;), tengo que decir que a mi, me encanta el iPad y estoy ansioso que salga a la venta para comprarme uno.

Está claro que las expectativas eran muy altas, y desgraciadamente no tiene todas las prestaciones que se habían rumoreado, pero esto era algo de esperar. Así que dicho esto, paso a hablar del dispositivo en si, siempre bajo mi opinión.

Diseño

Lo primero en que se fija uno es en su diseño familiar. Apple no ha querido jugársela en este aspecto y ha creado una especie de iPhone con 9,7″. Las formas y botones son las mismas que en su hermano pequeño, cosa que gustará y disgustará por igual. Personalmente el diseño me gusta, siendo el gran marco ,el punto más negativo a mi parecer. Demasiado marco que puede hacer incómodo su manejo en algunos juegos y hace que me recuerde en exceso a un marco de fotos convencional. Percepción que desaparece al instante de encenderlo, por suerte.

Características Técnicas y S.O

Las características técnicas, junto con su S.O. son, si duda alguna, los puntos más comentados y no para bien precisamente. La gente se esperaba más (o diferente, al menos) de lo que hay, problema derivado del gran «hype» que rodeaba al dispositivo. Los rumores, como viene siendo habitual, sonaban de maravilla, pero seamos sinceros, ¿cuantas veces se acaban pareciendo a la realidad? Panel solartrasero, dos cámaras, salida HDMI, acceso dactilar…

Por suerte o por desgracia, ya conocemos las características reales y no podemos más que quejarnos o no, en base a ellas. Tal como comentaba arriba, no creo que tenga sentido quejarse de lo que podría haber tenido, sino de lo que tiene.

Todo el mundo se queja de la ausencia de cámara, pero personalmente me da lo mismo que tenga o que no. Tengo muchos ordenadores con cámara (entre ellos un netbook), y nunca la he usado para nada. Si quisiera hacer fotos, usaría el iPhone y luego para verlas en grande usaría cualquiera de las aplicaciones que hay en la App Store para pasarlas al iPad. Los mismo pasa con la salida HDMI por ejemplo, en mi caso ninguna utilidad. Así que tal como comentaba sobre la mochila con cámara, si esas características son indispensables para ti, no pierdas el tiempo criticando al iPad, busca otro aparato que las sacie.

Por encontrarle defectos a modo personal, me molesta la falta de dos altavoces. En un aparato de reducidas dimensiones como un iPhone o iPod Touch se puede «entender», pero en algo tan dirigido a lo multimedia, se antoja «cutre» solo un altavoz en un lado. La potencia del nuevo procesador debería ser suficiente, pero hasta que lo tengamos en nuestras manos y podamos exprimirlo a fondo no vale la pena quejarse o no. La capacidad, podría parecer escasa, pero volvemos a lo mismo, ¿cual es la intención de cada uno? Yo tengo un iPhone de 16 GB y no lo lleno, en cambio seguro que hay gente que uno de 32 se le queda corto. De cualquier forma «creo» que 64GB son suficientes para todo lo que nos permite hacer.

El sistema operativo es otro de los puntos más peliagudos. Ya sabemos que incluirá una versión mejorada del iPhone OS, con las ventajas e inconvenientes que eso incluye.
Mucha gente se esperaba una versión especial de Leopard. Personalmente pienso que es una acierto que no lo incluya.

Está claro que como buenos geeks que somos (la mayoría de los lectores), pensamos en la cosas como usuarios «avanzados», pero no somos el centro del universo y no todos los productos se hacen solo para nosotros. Yo creo que con el iPad, Apple ha querido ampliar su clientela, a gente más «casual». Al igual que hizo Nintendo con la Wii.

Hablamos de un sistema con un uso realmente sencillo, que con solo sacarlo de la caja nos permite realizar infinidad de tareas solo con darle a un icono u otro, con una pantalla grande, que permite manejarlo a los más torpes y verlo a los más mayores. Sin problemas de cuelgues, ni cosas raras. En una palabra: Simplicidad.

Por desgracia para muchos, esta simplicidad se queda corta para los que esperaban/buscaban algo más avanzado. Por suerte, a mi me encanta. Por supuesto, aprovechando el nuevo procesador, podrían haber incluido la multitarea y el flash (aunque personalmente este último me da igual), o quizás porían haber aprovechado mejor la pantalla con unos iconos un poco más grandes o una serie de widgets para mostrar información extra, pero espero que todo esto se pueda mejorar con futuras actualizaciones. El resto, teniendo en cuenta el uso que le tengo pensado, me es más que suficiente y no por ello estoy cegado ante Apple ni soy un fanboy.

Aplicaciones y juegos

La App Store, una de las claves del éxito del iPhone, repite protagonismo en el iPad. Muchas de las apliaciones que hay (que no todas) serán compatibles con el nuevo iPad, dando de inicio, un gran abanico de aplicaciones y juegos. Con un simple paso, el de crear una cuenta de iTunes, tendremos acceso a una infinidad de extras, sin tener problemas de métodos de instalación, rutas o compatibilidades, así que volvemos a lo dicho antes, simplicidad para todos.

Además, iWorks adaptado al iPad, ayudará a los que busquen usar el dispositivo para trabajar, aunque seguro que no es lo mismo que trabajar en un ordenador, eso está claro, pero tampoco creo que sea el objetivo.

iBooks, es otra de las características de software que, aunque ha sido un poco metida con calzador, puede ser de las más exitosas (esperemos que finalmente esté disponible en todas las partes del globo y no solo en EEUU). Al igual que pasa con los lectores tan de moda ultimamente tipo Kindle, la simplicidad para poder comprar libros con al misma cuenta que usamos para las aplicaciones será todo un acierto. Su triunfo final dependerá del precio de los libros y de los idiomas disponibles.
Muchos se quejarán de que no dispone de tinta electrónica, con el consecuente cansancio para los ojos, pero por el contrario dispone de muchisimas opciones extra, que cualquier otro lector carece.

Conclusion

El iPad no es un aparato revolucionario, al menos no para los que llevamos años usando un iPhone, pero seguro que si dejamos un rato un iPad, a una persona que no haya usado un iPhone, acabará encantado y alucinado con las posibilidades y facilidades que ofrece el nuevo dispositivo y, tal como he comentado, creo en esa gente estará la clave del éxito. Yo, por supuesto, me haré con uno en cuanto esté disponible.

PD: A modo de curiosidad, me gustaría explicar uno de los motivos por los que lo espero con tantas ganas.
Pues bien, desde que conocí la aplicación de Air Video, cada noche me meto en la cama a ver series y películas desde el iPhone. La comodidad de poder convertir los vídeos al momento me encanta. Mucho antes de que anunciaran el iPad, ya soñaba con algo como el iPhone, pero más grande, que me permitiera hacer lo mismo sin tener que usar una pantalla tan pequeña como la del iPhone, (y eso que tengo un reproductor de vídeo portatil con una pantalla más grande, que lee todos los formatos, tiene salida HDMI… una virguería), pero la comodidad de no tener que convertir o pasar las películas al aparato, hace que me decante por el iPhone/iPad.

Así que creo que estas serán las pequeñas cosas personales, que harán que el iPad triunfe o no entre cada uno de nosotros.