web analytics

Puedes comprar su imagen, pero no cambiar sus hábitos

En ocasiones las compañías contratan a famosos, cantantes, estrellas del deporte… para que presten su imagen en la promoción de sus dispositivos o productos. Se llenan la boca predicando las bondades de los productos, identificándose con ellos y a su vez con la compañía. Pero nada más lejos de la realidad.

iad21

Es el caso de Alicia Keys con BlackBerry 10 y Oprah con Microsoft Surface. Quizás sean imagen de marca, pero en su día a día sus preferencias parecen ser muy distintas.


Blackberry no debe estar muy contenta después de comprobar que Alicia Keys usa un móvil de la competencia, en concreto un iPhone. La cantante se descubrió a sí mismo cuando en varios de sus tweets se podía leer claramente “via Twitter for iPhone“.

alicia-keys-blackberry-new-creative-director-03

Tan activamente participa la cantante en la publicidad de la marca que ha sido nombrada nueva directora creativa de la marca canadiense. ¿os imagináis a Jonathan Ive twiteando desde un Samsung Galaxy SIII? Lo dudo mucho.

Más tarde declaró para el New York Times que a partir de ahora sólo usaría BlackBerry, aunque esa misma mañana envió un tweet desde su iPhone con uno de los lemas de BlackBerry: “Empezamos desde abajo, ya que ahora estamos aquí”.

alicia-keys-tweet

Al descubrir su error, lo borró rápidamente para luego escribir otro tweet en el que expresaba su desconcierto, alegando haber sido hackeada.

Recordemos el caso de Oprah Winfrey, una de las voces televisivas con más peso en Estados Unidos. Microsoft la hizo partícipe de su campaña publicitaria, en la que se invirtieron más de 1500 millones de dólares.

Oprah-Surface-tablet

Oprah expresó en repetidas veces que uno de sus dispositivos favoritos era la nueva tableta de Windows, la MS Surface (para eso le pagaban, por supuesto). Es por esto que anunció la compra de 12 tabletas para regalar en navidades a sus familiares y amigos. ¿Su error? Twitearlo a través de un iPad.

twitter-oprah-microsoft-surface-ipad11

Supongo que son dos ejemplos claros de la hipocresía del siglo XXI: todo está en venta, todo se compra, ¿dónde queda la coherencia, las ideas propias? Quizás puedan comprar/vender su imagen, pero ha quedado patente su preferencia por los dispositivos de Apple.

Habría que ver que dispositivos usaban Zooey Deschanell y Samuel L. Jackson en su vida real cuando promocionaban el iPhone 4S para ver si nadie es fiel a nadie, o si de verdad el iPhone es el elegido por los famosos…

Vía