web analytics

¿Qué hacer si pierdes o te roban el iPhone?

En este mundo traidor todos hemos sufrido, en mayor o menor medida, un encontronazo con los amigos de lo ajeno. Los que han tenido suerte, ni se han enterado de la sustracción. Otros, por el contrario, han sido víctimas de un robo con fuerza con los inconvenientes y traumas que en él subyacen. Vamos a intentar enumerar una serie de consejos que os ayuden a evitar que os quedéis sin iPhone y en el caso de que pase, cómo actuar.

Buscar mi iPhone

Lo primero es tener claro el contexto en el que os movéis. Es importante, sobre todo en estas fechas veraniegas en las que viajamos tanto, saber cómo y dónde os encontráis y si allá donde vayáis es recomendable desenfundar un teléfono de 800€ delante de la mirada de potenciales sustractores.


Está claro que en vuestras ciudades hay barrios donde no lo haríais nunca y debéis tener presente que la prudencia debe ser nuestra primera arma en sitios que no conocemos y en barrios ajenos. Analizad el contexto e intentad evaluar la situación antes de despreocuparos definitivamente.

Por otro lado, nunca es recomendable perder el contacto con el teléfono, ya sea visualmente o digitalmente, siguiendo la conocida norma de ‘OLoMirasOLoTocas’, es decir, que o lo estás mirando encima de la mesa del bar (no lo recomendamos), o lo estás tocando con tus manos o sintiendo en tu bolsillo. Esta norma se extiende al ‘contenedor’ del iPhone, es decir, si lo tienes dentro de un bolso o una chaqueta, serán estos los que deban cumplir la norma. Ten claro que si la rompes, aunque sea un segundo, puede pasar que ya no lo vuelvas a ver.

Y ya que hablamos de bolsillo… en el delantero siempre. Dicen los raterillos que la capa de grasa que recubre nuestras posaderas es el amortiguador ideal para que no se note un ‘levantamiento’, así que ya lo sabéis.

Evidentemente, si eres del movimiento anti-palosdeselfy y si quieres que alguien te saque una foto con tu teléfono, analiza bien su forma, tamaño y complexión para asegurarte que puedes correr más que él… Por si las moscas.

Aquí termina el campo de la ‘previsión’ y vamos a pasar ahora al de la ‘reacción’, o sea, qué hacer cuando notas que te falta y compruebas que te lo han robado.

Es interesante, lo primero, haber activado la aplicación de trackeo de dispositivos Apple, llamada «Buscar mi iPhone» (Ajustes/iCloud/Buscar mi iPhone), y que te servirá para saber dónde está exactamente el teléfono desde cualquier otro dispositivo, móvil, tablet u ordenador. Esto deberíamos hacerlo en el momento en el que sacamos nuestro nuevo iPhone/iPad/iPod Touch de su caja.

Para acceder a esta información hará falta entrar en iCloud.com o instalar la aplicación en otro dispositivo con iOS, pero recordamos: al contrario de lo que muchos creen, la aplicación de la App Store solo es para buscar el teléfono en otros dispositivos, lo más importante es activar «Buscar mi iPhone» en los ajustes del sistema, sino la app no podrá encontrar nada.

Buscar iCloud

Tanto iCloud.com como la app, os servirán para saber el estado de la batería y para enviar un mensaje, reproducir un sonido, marcar el dispositivo como perdido o incluso borrar todo su contenido.

[itunes url=»https://itunes.apple.com/es/app/find-my-iphone/id376101648″/]

Por otro lado, si tenéis el teléfono Jailbreakeado, hay también algunas aplicaciones en Cydia, como iCaughtU Pro (ojo.. hay una app publicada en la App Store con este mismo nombre que no es la misma), que os ofrecen una multitud enorme de opciones a mayores, como no permitir apagar el teléfono, sacarle una foto al que introduzca mal el código de desbloqueo y enviárosla por mail o activar un modo falso con aplicaciones limitadas, entre otras. Yo tengo un montón de fotos mías con cara de dormido metiendo mal el código al levantarme por la mañana… en fin… ¿El precio? Merece la pena: $2.50.
icaught iPhone robado

Para terminar, es muy importante que, sea el método que sea el que utilicéis para localizar un móvil sustraído, jamás seáis vosotros los que persigáis al ladrón.

Sí… se entiende el enfado y las ganas de venganza, pero hay que ser muy cauto porque no conocéis a la persona que os lo ha robado y se puede tratar de un raterillo ocasional o de un ladronazo de navaja fácil. Recientemente ha salido en el periódico la noticia de un hombre que ha perdido la vida por enfrentarse a un ladrón que le había robado el teléfono y al que localizó utilizando una de estas apps. Lo recomendable es ponerse en contacto con la policía y darle las herramientas de búsqueda que poseemos para que sean ellos los que intenten recuperarlo.

¡Seguir viviendo es fundamental para comprarse un nuevo iPhone cada año!

Si por desgracia no conseguís recuperar el dispositivo de forma «sencilla» (a veces algunos supuestos robos no son más que pérdidas propias…), lo primero que tendréis que hacer es bloquearlo por iCloud en modo perdido. Si no teníamos la opción de Buscar mi iPhone activada, deberéis cambiar la contraseña de iCloud inmediatamente, así como el resto de contraseñas usadas en apps del teléfono, como podría ser Twitter, Facebook, Correos o acceso a bancos. De esta forma evitamos que puedan acceder a nuestros datos personales y suplantar nuestra identidad.

Tras un tiempo en el que estamos seguros de no volver a encontrarlo, podremos borrar todos los datos con iCloud y, acto seguido, llamar a vuestra compañía telefónica para que lo bloqueen por IMEI (disponible en la caja del dispositivo). De esta forma, ya que nosotros no podremos volver a disfrutar de él, evitamos que nadie más pueda hacerlo. Eso sí, una vez borrado no tendremos que eliminarlo de la lista de dispositivos de iCloud, pues si lo hacemos el ladrón podrá volver a configurar y usarlo sin problemas.

¿Y vosotros, habéis tenido alguna mala experiencia en este campo con un iPhone robado? ¿Lo habéis conseguido recuperar?