web analytics

Convierte, gestiona y disfruta tu biblioteca multimedia en casa a través del Apple TV

banner

Seguro que siempre has deseado visualizar las películas o las series que llegan a tu ordenador de un modo mucho más cómodo que trasladando el ordenador portátil de la cama al salón o viceversa. Seguro que tienes un televisor muy apropiado para poder disfrutar de las mejores películas que tienes en alta definición y no sabes muy bien cómo. Incluso a lo mejor, has podido disfrutar de ellas en tu televisor pero con tu ordenador portátil al lado con un cable para compartir la pantalla.

Pues con la entrada que te traemos hoy, eso ya pasará a la historia porque vamos a explicar una alternativa que muchos usuarios contemplan como la mejor para poder crear un auténtico Media Center en casa, aprovechando las características y compatibilidades de nuestros dispositivos Apple.

Esta posibilidad no es más ni menos que gestionar todo nuestro contenido multimedia a través de iTunes para, posteriormente, a través del dispositivo Apple TV, poder visualizarla donde queramos (televisor, iPhone, iPad o iPod Touch). Sí, lo sé, no hemos descubierto la panacea de los Media Centers, pero seguro que muchos de vosotros (entre los que me incluyo) habéis estado mucho tiempo con programas de terceros (como Plex por ejemplo), los cuales poseen un interfaz muy bueno, pero que siempre habéis tenido que situar el ordenador junto a la televisión con el dichoso cable para prolongar nuestra pantalla de portátil a la de la tele.

En esta entrada, vamos a explicar desde el proceso de instalación del Apple TV, hasta la visualización de nuestro contenido multimedia en el mismo, pasando por pasos intermedios como conversión de archivos de vídeo a formato .m4v (el soportado por iTunes), establecer un correcto etiquetado de los metadatos de los archivos (información del archivo de vídeo tanto a carátula, sinopsis, autores, género, etc) y a una buena ordenación de toda nuestra biblioteca multimedia en iTunes.

Para empezar, he de decir que si uno de vosotros ya cuenta con una extensa biblioteca en su disco duro externo u ordenador, lo más engorroso está por empezar. Digo esto, porque lo primero que hay que hacer es convertir los archivos de vídeo (formato .avi, .mkv, etc) a formato .m4v, válido para su lectura en iTunes y posterior visualización en todos nuestros dispositivos a través de Apple TV. Esto lo afirmo poniendo de ejemplo mi caso: con casi 900 GB entre series y películas me ha costado casi 10 días en pasar todo el contenido a ese formato.

Este proceso de conversión a formato .m4v es sumamente sencillo y automático. Desde EsferaiPhone, con nuestra experiencia en conversión de cualquier tipo de archivo de vídeo, recomendamos el programa RoadMovie para tal fin. Está presente en la Mac App Store a un precio de 26,99€. Si bien el precio es considerable, es una auténtica máquina de conversión, no solo por la rapidez, sino por las opciones de conversión que tiene. Con todo esto, basta con añadir los archivos de vídeo deseados para su conversión, establecer formato Apple TV (720 o 1080p) y darle al botón enviar. Por orden de entrada, el programa irá convirtiendo los archivos y guardándolos en su carpeta para que el usuario pueda importarlo a iTunes. De este modo, y con más o menos tiempo de trabajo (un archivo de 1,5 GB lo convierte en mi caso en unos 40 minutos, en mi Mac Book Pro 13’’ 2009), ya tendremos nuestra biblioteca multimedia en iTunes.

También podéis usar otros programas gratuitos como HandBrake, que también os permitirán convertir a diferentes formatos.

En caso de ser usuarios de Windows, podéis probar Video Converter Ultimate para efectuar la conversión de formatos correspondiente.

El paso siguiente será establecer una correcta información de cada uno de los archivos de vídeo (metadatos) que ya tenemos importados en iTunes. Para mi, este es el paso más importante, pues es esencial tener perfectamente ordenada y clasificada la biblioteca de iTunes, para poder así gestionar, buscar y filtrar en un momento determinado los archivos de vídeo deseados. Para tal fin, recomendamos el programa iFlicks, el cual se puede encontrar en la Mac App Store a un precio de 17,99€. Este programa es muy bueno, tanto en conversión a formato de vídeo .m4v, como sobre todo a la búsqueda de los metadatos para los archivos de nuestra biblioteca. Esta acción es sumamente sencilla, rápida y eficaz, ahorrándonos muchas horas de etiquetado manual. Sólo basta con tener abierto en segundo plano iFlicks, seleccionar los archivos deseados en iTunes, e ir a la siguiente ruta: iTunes – Servicios – Automatically Update Metadata of Selected Tracks, y en cuestión de segundos toda nuestra biblioteca estará perfectamente actualizada con la información de cada archivo (portada de película o serie, género, autor, director, actores, sinopsis, etc). Si bien, no viene mal un chequeo manual, pero el resultado es fantástico.

También podéis probar subler, que es gratuito, y también permite editar los metadatos de nuestros archivos.

Con estos pasos ya tendremos los archivos convertidos y correctamente etiquetados y ordenados. Sólo queda disfrutar de ellos. Evidentemente para la opción que os proponemos, hace falta que el usuario tenga en su poder un Apple TV.  Este dispositivo se instala en el ordenador, se vincula con nuestra red WIFI y reproduce vía streaming el contenido de nuestra biblioteca (entre otras opciones). Podremos seleccionar entre series y películas, y filtrar por géneros nuestra biblioteca multimedia y así, poder disfrutarla en nuestro televisor, sin necesidad de mover ni un centímetro nuestro ordenador principal. A su vez, con la opción COMPARTIR EN CASA (la cual la seleccionaremos tanto en iTunes como en cada uno de nuestros dispositivos en donde queramos visualizar el contenido) todo el contenido multimedia lo podremos reproducir en cada uno de nuestros dispositivos Apple que tengamos (iPhone, iPad y iPad Touch), de forma totalmente independiente para cada uno de ellos.

Esta manera de gestionar y visualizar el contenido multimedia que el usuario pueda tener, es solo una de las muchas opciones que existen. Evidentemente, en un principio, puede parecer muy pesado tener que convertir todos los archivos (y más si se posee una biblioteca tan extensa como es mi caso), pero no es obligatorio convertirlo todo. Se puede perfectamente, ir convirtiendo poco a poco y disfrutando al mismo tiempo.

Esperemos que os haya servido esta alternativa como una a considerar para poder disfrutar en casa de un buen Media Center sin necesidad de cables y traslado de equipos y, sobre todo, de la posibilidad de disfrutar la reproducción en varios dispositivos, pudiendo ser de un mismo o diferente archivo multimedia. Aquí os dejamos los enlaces a los programas que hemos comentado.


RoadMovie | iFlicks

Hacednos llegar vuestras opiniones, para que entre todos, podamos ir descubriendo experiencias y más alternativas para disfrutar en casa de nuestros dispositivos Apple y iOS. ¡Os esperamos!