web analytics

Hemos probado Asphalt 6: Adrenaline

El miércoles pasado, tuvimos la oportunidad de probar varios juegos de Gameloft, aún ultimando su desarrollo, pero en su mayoría jugables, así que empezaremos por hablaros de Asphalt 6: Adrenaline, la nueva versión del juego de carreras.

Para los que no conzcan la saga, deberán saber que Asphalt es un juego arcade de carreras callejeras, con modelos de coches reales, los cuales tendremos que ir comprando después de ganar dinero en las carreras.

Puestos en antecedentes, lo primero que observamos en esta nueva versión, es la inclusión de más coches y motos, dando un total de 42 vehículos de diferentes marcas , siendo totalmente personalizables, tanto en aspecto físico (pintura y vinilos), como en el mecánico. Por supuesto, también se nota la mejora gráfica, ya que se ha usado un número mayor de polígonos para la recreación de cada vehículo, dándole un aspecto más realista si cabe.


El modo carrera dispondrá de 11 ligas con 55 eventos diferentes, y seguirán la mecánica de las anteriores versiones, teniendo que ganar carreras (habrán 12 pistas que irán desde L.A a Tokio) y recolectando dinero para ir desbloqueando nuevos eventos y comprando nuevos vechículos.

Esta vez, también disponemos de nuevos modos de juego, como por ejemplo uno que hará que nos acordemos del famoso Burnout, teniendo que estrellar los coches de los contrarios antes de que se acabe el tiempo designado.

La prueba la hicimos en un iPhone 4, donde los gráficos adaptados a la pantalla retina lucían espectaculares, al igual que su jugabilidad.

Otra de las novedades es la inclusión de un modo Garage, en el cual podremos pasear libremente usando el giroscopio y observar con todo detalle los coches que vayamos adquiriendo en el modo historia.

El juego dispondrá de multijugador local y online para hasta 6 jugadores y estará disponible a mediados de diciembre para iPhone/iPod Touch y iPad.

Resumiendo, podemos decir que el juego ha mejorado en todo y seguirá gustando a los amantes de los juegos completamente arcade (no esperéis encontrar nada de simulación), tipo Ridge Racer, aunque nos esperéis grandes cambios respecto a las anteriores versiones, ya que aunque se han añadido nuevos modos y vehículos, la base es la misma: Competir, ganar, conseguir dinero, comprar vehículos, desbloquear eventos.